Make your own free website on Tripod.com
Mariano Abasolo
Principal
Miguel Hidalgo
Morelos
Josefa Ortiz de Dominguez
Ignacio Allende
Ignacio Aldama
Juan Aldama
Lopez Rayon
Francisco Javier Mina
Vicente Guerrero
Mariano Abasolo

 

Juntamente con y Allende y Juan Aldama, servía como capitán en el regimiento de Dragones de la Reina, que guarnecía la villa de San Miguel, cuando empezó la conspiración de Querétaro, para derrocar al gobierno virreinal e independizar a México. En el curso del año de 1809, algunos mexicanos tramaron una conspiración en Valladolid, hoy Morelia, Michoacán.

Esas reuniones secretas las continuaron los conspiradores hasta diciembre del mismo año, en que fueron descubiertas, siendo aprehendidos algunos de los principales concurrentes, quedando los demás en libertad. Allende y Abasolo, estando libres, siguieron conspirando, ahora en torno al corregidor de Querétaro, Don Miguel Domínguez, y de su esposa, Doña Josefa Ortiz.. Abasolo había entrado a ambos movimientos de conspiración invitado por su compañero Allende, quien ejercía cierta influencia sobre él, y quien a la segunda conspiración, la de Querétaro, llevó a otros dos capitanes junto a Juan Aldama y Joaquín Arias, este último quien habría de ser el que descubriera la conspiración, vendiendo a sus amigos.

Abasolo, en cambio, fue siempre leal a Allende y a los insurgentes; como era rico, ayudó principalmente a la causa de la insurgencia con dinero y bienes de fortuna, aunque no realizará grandes acciones heroicas en la lucha armada. Cuando se inició la evolución de independencia, en el pueblo de Dolores, entre la noche del 15 y la madrugada del 16 de septiembre de 1810, a Abasolo le tocó apoderarse de las armas que se encontraban en el arsenal del cuartel, y distribuirlas entre los insurrectos. Estos eran los vecinos del pueblo, que se reunieron en torno de Hidalgo, cuando éste los congregó al toque de las campanas de su templo, y los arengo haciéndoles ver la necesidad de lanzarse a la lucha.

De San Miguel, a donde el ejército insurgente fue primero y en donde Abasolo les entregó las armas del cuartel, marcharon los insurgentes a Celaya, ciudad que tomaron sin encontrar resistencia alguna, en la que Hidalgo recibió de sus tropas el nombramiento de capitán general, Allende el de teniente general, quedando a los demás cabecillas, entre ellos Abasolo, como capitanes de las huestes, grado que ya tenía en el ejército virreinal. Después del asedio de Guanajuato y de las enconadas batallas que se libraron entre las huestes de Hidalgo y las que defendían la ciudad, al mando del intendente Riaño, la ciudad fue tomada por los insurgentes el 30 de septiembre, con la caída de la Alhóndiga de Granaditas.

Siguieron los insurrectos rumbos Querétaro, pero torcieron hacia Valladolid, donde entraron después de vencer algunas resistencias. Después de algunos días de descanso, Hidalgo salió hacia la ciudad de México, con el fin de atacarla. En Acámbaro pasó revista al ejército insurgente, que constaba ya de 80 mil hombres, e hizo algunos nombramientos: él queda como generalísimo, Allende como capitán general; Aldama, Balleza, Jiménez y Arias, como tenientes generales; Ignacio Martínez, José Antonio Martínez, Ocón y Abasolo, como mariscales de campo.

Todavía tomó parte Abasolo en los combates que Hidalgo dirigió en el Monte de las Cruces, Aculco y Puente de Calderón, este último fue el decisivo, cuando Calleja derrotó a la insurgencia. De ahí salió con los demás caudillos hacia el norte del país, a buscar adeptos y apoyo en los Estados Unidos de Norteamérica. Pero el 11 de marzo de 1811, en Acatita de Baján, Coahuila, fueron aprehendidos todos los jefes Insurgentes, entre ellos Abasolo. El no fue fusilado, como los demás, en Chihuahua, sino enviado prisionero al castillo de Santa Catalina, en Cádiz, España, donde permaneció durante varios años, muriendo el 14 de abril de 1816.

 

 

 

 

 

 

 

Principal Miguel Hidalgo Morelos Josefa Ortiz de Dominguez Ignacio Allende Ignacio Aldama Juan Aldama Lopez Rayon Francisco Javier Mina Vicente Guerrero Mariano Abasolo